Aseguran que en un enigmático pueblo de Nuevo México se esconde una base extraterrestre

A primera vista, la tierra mágica de Nuevo México, especialmente Dulce, un pequeño pueblo de 2.788 habitantes ubicado en el condado de Río Arriba, puede parecer cualquier otro lugar común y corriente del suroeste de Estados Unidos. Pero detrás de esta apariencia de normalidad se esconde una de las teorías conspirativas más interesantes y controvertidas. Es la existencia de otro mundo y una base subterránea donde los humanos realizan experimentos. Esta teoría de la conspiración se originó en 1979 cuando el empresario e investigador de ovnis Paul Bennewitz descubrió información que cambiaría la percepción de Dulce para siempre. Bennewitz, que era miembro de un grupo de investigación de fenómenos aéreos, afirmó haber interceptado un mensaje ultrasecreto que indicaba la existencia de una instalación subterránea en la zona. Según él, este lugar no era sólo un lugar de encuentro entre humanos y extraterrestres, sino que también se utilizaba como laboratorio.
¿Existe realmente una base alienígena en Nuevo México? A pesar de la falta de pruebas contundentes sobre los orígenes de sus afirmaciones, Bennewitz confiaba en que sus conclusiones eran ciertas. En 1981, escribió una carta a un senador estadounidense detallando sus conclusiones. En él, describió una colaboración secreta entre fuerzas estadounidenses y extranjeras para intercambiar dispositivos y obtener permiso para realizar operaciones en suelo estadounidense, específicamente en la Reserva Apache Jicarilla cerca de Dulce.

Bennewitz afirmó que esta colaboración resultó en una base alienígena con tecnología décadas por delante de la tecnología humana. A pesar de los esfuerzos por alertar a las autoridades y al público, sus revelaciones fueron en gran medida ignoradas o desacreditadas, lo que lamentablemente le llevó al aislamiento, donde su salud mental se deterioró.
Hay un documento que revela los secretos de la base.
Un documento del “Proyecto Beta” publicado por Bennewitz en 1988 tenía como objetivo proporcionar orientación sobre cómo descubrir y atacar bases sospechosas, pero su disponibilidad era muy limitada, según el Daily Star. A pesar de su muerte en 2003, la historia de Bennewitz tiene muchos seguidores y personas que creen que está diciendo la verdad.

Aunque todavía no se ha encontrado evidencia definitiva de vida en otros planetas, la inmensidad del universo, formado por millones de galaxias que contienen billones de estrellas y planetas, muestra que no se puede descartar la posibilidad de vida extraterrestre. La búsqueda continua de signos de vida a través de misiones espaciales y observaciones astronómicas nos mantiene esperanzados y curiosos acerca de nuestros potenciales vecinos espaciales. La ciencia avanza y con cada nuevo descubrimiento nos acercamos un poco más a resolver el misterio de si estamos solos o no en el universo.

admin

Un partido revolucionario, si en verdad está empeñado en hacer y dirigir la revolución no puede renunciar al legítimo derecho de ser o formar parte de la vanguardia histórica que en efecto haga y dirija la revolución socialista en nuestro país, es de hipócritas decir que se lucha sin aspirar a tomar el poder y mucho más aún si se pretende desarrollar lucha diciendo que no busca ser vanguardia cuando en los hechos se actúa en esa dirección.

Ver más
Relacionados
¿El Púrpura, el Nuevo Verde? La Revolución en la Búsqueda de Vida Extraterrestre

¿El Púrpura, el Nuevo Verde? La Revolución en la Búsqueda de Vida Extraterrestre En nuestra incansable exploración del cosmos, hemos descubierto …

Explorando la Singularidad de Playa Miramar en Tampico, México

Ubicada en Tampico, Tamaulipas, México, Playa Miramar ha emergido como un destino viral en TikTok, atrayendo la atención de turistas …

El Pentágono Niega Encubrimiento de Vida Extraterrestre: Un Análisis Exhaustivo Despeja las Dudas

El Pentágono ha emitido un informe concluyente, refutando las acusaciones sobre el encubrimiento de la existencia de vida extraterrestre por …