Crecen las tensiones entre Venezuela y Guyana por la soberanía y recursos del Esequibo: ¿qué pasa?

La larga disputa entre Venezuela y Guyana por la región fronteriza del Esequibo, que dura más de un siglo, intenta resolverse desde 1966 a través del Acuerdo de Ginebra, pero las cosas empeoraron en 2018 cuando Georgetown demandó a Caracas en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

El reciente incidente que desató la disputa entre los gobiernos de Nicolás Maduro y Mohamed Irfaan Ali comenzó cuando Guyana decidió unilateralmente realizar una licitación para que firmas internacionales operaran en bloques de petróleo y gas ubicados en el territorio marítimo de Esequibo.
Como resultado del rechazo de Caracas a la propuesta de Georgetown, las tensiones entre las dos naciones sudamericanas sobre la soberanía y el manejo de los inconmensurables recursos naturales y energéticos que se encuentran dentro del territorio en disputa han aumentado de manera alarmante.

“Eso es inaceptable”.
El martes, Yván Gil, ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, señaló que el presidente de Guyana “pretende arrogarse” un poder que no le concierne al calificar de “ilegal” la subasta de bloques de petróleo y gas marinos. “.

Venezuela “rechazó enérgicamente la ronda de licitación ilegal” en un comunicado porque con esta acción unilateral “se pretende tener áreas marítimas pendientes de delimitación entre ambos países”. “.

“El Gobierno de Guyana no tiene derechos soberanos sobre estos espacios marítimos, y en consecuencia cualquier acción dentro de sus límites es una violación del Derecho Internacional, siempre y cuando no se realice a través de un acuerdo con Venezuela”, advirtió Caracas.

Cualquier concesión ilegítima o arbitraria que Guyana otorgue, haya otorgado o pretenda otorgar en las áreas en disputa también es considerada “inaceptable” por Venezuela y “violatoria de sus derechos soberanos” sobre el Esequibo, y advirtió que estas acciones “no no generar ningún tipo de derechos a terceros que participen en dicho proceso”.

“Guyana viola la Convención de Ginebra”.
Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela, afirmó el miércoles de esta semana que Georgetown está actuando ilegalmente al intentar disponer de un territorio sobre el que no tiene soberanía.

El alto funcionario venezolano hizo el comunicado a través de la red social X, agregando que en cualquier caso “Venezuela hará valer sus legítimos derechos” sobre el Esequibo. “No permitiremos que Guyana se deshaga unilateralmente de territorio marítimo que aún no ha sido delimitado”, afirmó.

Además, Rodríguez abordó las declaraciones de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), grupo del que Venezuela se retiró en 2019. Almagro dijo que las declaraciones de Caracas contra Guyana eran “tácticas intimidatorias” porque, en su en su opinión, socava “el principio de buena vecindad”. “.

“Reconocemos la autoridad legal de Guyana para aceptar inversionistas. Almagro, quien es considerado un enemigo de Caracas por alentar golpes de estado y ataques antidemocráticos e inconstitucionales contra el Gobierno, “Guyana debe preservar su integridad territorial y su seguridad llevando su disputa con Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia.

“Esta ridiculez siempre está presente cuando se trata de violar el derecho internacional, la soberanía de un Estado y su integridad territorial. El vicepresidente de Venezuela fustigó a Almagro por unirse a la banda de empleados de Exxon Mobil que atacaba a su país.

La Cancillería guyanesa, por su parte, replicó una imagen con la escritura de Almagro en X.

“Una conspiración despreciable”.
La “insolente intromisión de Estados Unidos” fue rechazada a mitad de semana por el presidente venezolano, Nicolás Maduro. A través de Exxon Mobil y el Comando Sur, los políticos serviles de Guyana, que poco a poco han convertido este país en una colonia, fueron comprados y manipulados por Washington, según ” en el conflicto “.

La respuesta del presidente fue en respuesta a Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, quien afirmó en X que Estados Unidos apoyaba “el derecho soberano de Guyana a desarrollar sus propios recursos naturales” y que Venezuela debería respetar “el derecho internacional, incluido “el laudo arbitral de 1899”, una decisión legal ilegítima que fue rechazada por Georgetown y Caracas en el Acuerdo de Ginebra de 1966, donde las partes se comprometieron a lograr una solución consensuada y proporcionada.

“Un ascenso peligroso”.
De manera similar a cómo la Cancillería venezolana tomó posición contra el Departamento de Estado de Estados Unidos, calificándolo de “oportunista e intervencionista” y agregando que “se suma a los reclamos del gobierno de Guyana, bajo la tutela de la empresa Exxon Mobil”. “, en un esfuerzo por “ignorar los legítimos derechos del pueblo venezolano sobre su territorio”. “.

“Es extraño que quienes durante 200 años inventaron una doctrina utilizada para intentar justificar intervenciones militares, invasiones, golpes de Estado, imposición de medidas coercitivas ilegales, ocupaciones y cualquier tipo de injerencia, ahora intenten justificar este nuevo intento de despojar a Venezuela de sus legítimos derechos históricos”, afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Caracas criticó a Washington por intentar “promover una peligrosa escalada de una controversia que ha sido abordada a través de mecanismos diplomáticos y pacíficos durante años”. “.

Debido a esto, Venezuela informó al mundo que “EE.UU. pretende establecer una base militar en la República Cooperativa de Guyana, en nuestra Zona de Paz de América Latina y el Caribe, para convertir a ese país en punta de lanza de una operación agresiva contra el gobierno bolivariano”. República de Venezuela, lo que pondría en riesgo la paz y la estabilidad de toda la región”.

La Cancillería venezolana continuó: “El Pueblo y Gobierno de Venezuela, unidos en la defensa de la Patria, no cederán ni se dejarán intimidar por presiones, chantajes o amenazas”.

Guyana defenderá “su integridad y territorialidad”.
En el En medio de los disturbios, el presidente de Guyana declaró el miércoles durante su discurso en el 78º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU que el gobierno venezolano estaría socavando “la paz y la seguridad internacionales”. “.

Ali informó desde Nueva York que “las amenazas de Venezuela no cesan. Anoche recibimos un mensaje amenazante de Venezuela en forma de comunicado por colocar bloques petroleros que estaban en liza”. Dado que las “amenazas” de Caracas, a su juicio, afectan la soberanía de su nación y las alianzas con sus aliados en el exterior, el presidente instó al gobierno venezolano a aceptar la solicitud que Georgetown hizo ante la CIJ para esclarecer la controversia del Esequibo.

Afirmó además que su nación tiene derecho a utilizar estos recursos energéticos y advirtió que “Guyana no escatimará esfuerzos a la hora de defender su integridad y territorialidad”.

Aviso de referéndum.
Un “Proyecto de Acuerdo en repudio a las insolentes declaraciones” realizadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos, “en flagrante agresión contra los derechos sagrados de Venezuela sobre su territorio de la Guayana Esequiba”, fue aprobado este jueves por el parlamento venezolano. “.

En la misma posición coincidieron todos los miembros de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. José Gregorio Correa, diputado de la oposición, enfatizó que los venezolanos son propietarios del territorio Esequibo desde 1777.
“Venezuela, tengan la seguridad de que no mantendremos la compostura bajo el supuesto de que nos pueden quitar nuestros recursos ante miradas indiferentes porque estamos divididos o tenemos opiniones divergentes. Este debe ser un motivo para unirnos porque este país pertenece a a todos, a cada uno por igual, según Correa.

Por su parte, el presidente de la AN, Jorge Rodríguez, propuso una “Moción Urgente” para convocar a “una gran consulta nacional a través de un Referéndum Consultivo” para que los venezolanos decidan mediante el voto directo y secreto. así como reafirmar los “derechos inalienables” de Venezuela sobre Guyana Esequiba. “.
La propuesta fue aprobada durante el pleno con base en el artículo 71 de la Constitución venezolana, que establece que “los asuntos de especial importancia nacional podrán ser sometidos a referéndum consultivo” por diversas vías, entre ellas “por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus miembros.”

Ahora hay que esperar a que la convocatoria sea entregada al Poder Electoral, que luego de recibir la propuesta formal, deberá estudiarla, debatirla y fijar fecha, en caso de ser aprobada, para convocar a la consulta.

Una vieja disputa.
Aunque Caracas advirtió que la Corte carecía de competencia para intervenir, la controversia se ha acalorado recientemente, particularmente desde que la CIJ decidió aceptar el reclamo de Guyana contra Venezuela para definir la disputa territorial.

La disputa del Esequibo se remonta a 1899, cuando el Reino Unido ganó unilateralmente un laudo arbitral en París y tomó posesión de la propiedad de Venezuela. Territorio de 159.500 kilómetros cuadrados que limita con Guyana, que había colonizado hasta 1966.

Aunque la administra de facto, Venezuela siempre ha defendido su soberanía en esta región, que constituye el 70% del territorio de Guyana.

Tras la decisión de la CIJ, Caracas declaró que utilizaría “todas las medidas a su alcance” para hacer valer sus derechos a fin de abordar esta “decisión incidental”. Además, se alegró de que el Tribunal haya reconocido su prueba “rigurosa y contundente”, teniendo en cuenta que “la conducta ilícita y fraudulenta del Reino Unido puede ser revisada”, así como la legalidad del Acuerdo de Ginebra, según el cual las partes habían acordaron buscar una solución pacífica. términos negociados y mutuamente aceptables.

admin

Un partido revolucionario, si en verdad está empeñado en hacer y dirigir la revolución no puede renunciar al legítimo derecho de ser o formar parte de la vanguardia histórica que en efecto haga y dirija la revolución socialista en nuestro país, es de hipócritas decir que se lucha sin aspirar a tomar el poder y mucho más aún si se pretende desarrollar lucha diciendo que no busca ser vanguardia cuando en los hechos se actúa en esa dirección.

Ver más
Relacionados
Las bombas aéreas de EE.UU. ya “están en proceso de envío” a Israel

EE.UU. empezará pronto el envío a Israel de bombas de 500 libras (226 kilogramos), que había sido suspendido previamente, reportó el miércoles The …

Apple: La Primera Compañía del Mundo Mundial en Superar los 3,5 Billones de Dólares de Capitalización Bursátil

El gigante tecnológico estadounidense Apple se ha convertido en la primera empresa en la historia en superar los 3,5 billones …

EE.UU. Manifiesta Preocupación a India por sus Relaciones con Rusia

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Matthew Miller, expresó este lunes la preocupación de Washington por las relaciones …