La revolucionaria máquina que hace cirugía sin tocar el cuerpo

Un equipo de científicos de la Universidad de Duke y la Universidad de Harvard ha desarrollado una nueva tecnología que podría permitir tratamientos quirúrgicos no invasivos, desde la regeneración ósea hasta la reparación de válvulas cardíacas dañadas. Este nuevo tipo de cirugía, basada en la impresión 3D, utiliza biogeles que responden a ondas sonoras y pueden crear nuevas estructuras en el cuerpo a profundidades antes inalcanzables. Los resultados de este estudio fueron publicados recientemente en la revista Science.
“La posibilidad de imprimir a través de tejido abre muchas aplicaciones potenciales en cirugías y tratamientos que tradicionalmente utilizan técnicas muy invasivas y dañinas”, afirmó Junji Yao, profesor asociado de ingeniería biomédica en la Universidad de Duke. “Este trabajo abre nuevas e interesantes vías en el mundo de la impresión 3D y estamos entusiasmados de explorar juntos el potencial de esta herramienta”. ¿Como funciona?
Las impresoras 3D se utilizan a menudo para crear dispositivos médicos, como componentes electrónicos para implantes, tejidos para ayudar a curar heridas e incluso órganos humanos para trasplantes. La impresión 3D más común consiste en crear un objeto añadiendo capas de tinta (normalmente una sustancia viscosa) que se endurece con el tiempo. Hay otras formas de lograr los mismos resultados sin contacto directo. La impresión 3D es un método para crear la forma deseada haciendo pasar luz a través de un recipiente transparente y vertiendo resina gelatinosa fotosensible. Este método de impresión 3D no entra en contacto directamente con el material, pero no puede utilizarse con fines médicos a través de la piel, ya que requiere el uso de un recipiente transparente que permita el paso de la luz. Pero un nuevo método de impresión 3D desarrollado por investigadores de Duke y Harvard ha resuelto ese problema. Una nueva tecnología llamada Impresión de Volumen Acústico de Penetración Profunda (DAVP) se basa en el sonido. En lugar de resina fotosensible, se utiliza tinta biocompatible (tinta sónica) que se endurece calentando y luego absorbiendo pulsos ultrasónicos. “DVAP se basa en el efecto calmante que se produce cuando las ondas sonoras absorben la tinta y elevan su temperatura, provocando que se solidifique”, explica Yao. “El ultrasonido penetra 100 veces más que la luz en espacios reducidos, lo que nos permite llegar a tejidos, huesos y órganos con mayor precisión espacial de la que es posible con métodos de impresión basados ​​en luz”.

admin

Un partido revolucionario, si en verdad está empeñado en hacer y dirigir la revolución no puede renunciar al legítimo derecho de ser o formar parte de la vanguardia histórica que en efecto haga y dirija la revolución socialista en nuestro país, es de hipócritas decir que se lucha sin aspirar a tomar el poder y mucho más aún si se pretende desarrollar lucha diciendo que no busca ser vanguardia cuando en los hechos se actúa en esa dirección.

Ver más
Relacionados
“Inteligencia Artificial: El Nuevo Aliado en la Búsqueda de Vida Extraterrestre”

La búsqueda de vida extraterrestre ha capturado la imaginación humana durante siglos, y los recientes avances en inteligencia artificial pueden …

“Logro sin precedentes: Medimos por primera vez la gravedad en el mundo cuántico, un hito de potencial apabullante.”

Los físicos teóricos llevan más de 100 años experimentando con la idea de combinar la relatividad general y la mecánica …

Elon Musk gesta su propia revolución del correo electrónico con el proyecto denominado Xmail.

El creador de SpaceX y Tesla no se queda quieto, pero a diferencia de otros proyectos que proponían cambios radicales …