Más allá del VAR: cómo la tecnología está mejorando al deporte

Durante la última Copa Mundial de Fútbol, 517 millones de personas de todo el mundo siguieron la final por televisión. Alrededor de esa cifra estuvo en las últimas ediciones, según la FIFA, pero ninguna supera los 562 millones de Brasil 2014. Solo para contextualizar, el SuperBowl, que se realiza anualmente, en 2021 convocó a 140 millones de espectadores, según Statista.

No caben dudas de que el evento más importante de fútbol es una de las referencias de la industria del entretenimiento. Y particularmente en Qatar 2022 incorpora a la tecnología como un aliado para mejorar el espectáculo en diferentes formas. La novedad es que el fútbol, en general, fue reticente. Por ejemplo, recién en 2015 se aceptó el uso de GPS para los jugadores y fue uno de los últimos en incorporar asistencia de video (VAR), mucho más tarde que el Video Ref del hockey y del rugby o el Hawk-Eye del tenis, por mencionar solo algunos casos.

Esta Copa del Mundo tendrá un avance más: la línea del offside observada con el VAR ya no dependerá del ojo humano, sino de un sistema desarrollado con inteligencia artificial que detecta las posiciones y el momento exacto en el que impacta el jugador. Habrá 12 cámaras, 29 puntos de datos de cada jugador y la pelota tendrá un sensor que envía un paquete de datos 500 veces por segundo, según informó la FIFA. Reducir el margen de error humano es una forma de mejorar el espectáculo.

También se mejorará desde el punto de vista de los equipos. Con numerosas plataformas que evalúan la performance, ahora es la propia FIFA la que propondrá una nueva forma de aprovecharlos. Procesará 15 mil datos por partido, es decir, más de 166 por minuto, ofrecerá 25 analistas por partido, y utilizará un sistema especial de trackeo. Desde la app FIFA Player, los jugadores podrán ver apenas terminado el partido, todas las acciones con la imagen correspondiente que acompaña.

Pero la tecnología no estará únicamente en lo estrictamente vinculado al juego. También puede cumplir un rol importante, por ejemplo, en que los estadios estén en armonía con su entorno. Es decir, que impacten positivamente en las economías locales, que no afecten el valor de las propiedades cercanas y que tengan buen acceso para los asistentes. Uno de los casos más llamativos de Qatar es el Estadio 974, construido con containers y que luego se desarmará porque, como es de esperar en un país tan pequeño, no toda la infraestructura continuará teniendo sentido cuando termine la gran cita.

Veremos cómo el día a día sorprenderá al fan en materia de experiencia. En el último tiempo se consolidó como lo más importante de la industria del entretenimiento e, impulsado por la pandemia, una de las principales estrategias es lograr experiencias virtuales y presenciales más cohesivas.

A principios de año, la NBA vendió asientos para que los fanáticos, desde sus casas y con realidad virtual, pudieran seguir el partido desde una ubicación privilegiada. Los casos de RV fueron uno de los regalos más populares en Estados Unidos durante la última Navidad, según la cadena de televisión CNBC.

Los Ángeles Clippers, que inaugurará su nuevo estadio Intuit Dome en 2024, incorporó a Globant desde su etapa de construcción para generar soluciones tecnológicas y que su nueva casa esté diseñada a la medida del fan con una experiencia sin fricciones en materia de acceso, entretenimiento, información y confort.

Un estadio histórico como el Camp Nou también buscó, de alguna manera, mejorar sus comodidades. A través de un gemelo digital replicaron los flujos de ingresos de la gente para evitar atascos y acelerar el tiempo de acceso. Diferentes formas en las que la tecnología mejora al deporte y actúa de una manera mucho más integral que a través del VAR, como muchos creen.

El 18 de diciembre se disputará una nueva final de la Copa del Mundo. Todavía no sabemos los finalistas o si se requerirá chequear alguna jugada con inteligencia artificial, pero lo que seguro sucederá es que más de 500 millones de personas serán testigos de cómo la tecnología es cada vez más parte del juego.

admin

Un partido revolucionario, si en verdad está empeñado en hacer y dirigir la revolución no puede renunciar al legítimo derecho de ser o formar parte de la vanguardia histórica que en efecto haga y dirija la revolución socialista en nuestro país, es de hipócritas decir que se lucha sin aspirar a tomar el poder y mucho más aún si se pretende desarrollar lucha diciendo que no busca ser vanguardia cuando en los hechos se actúa en esa dirección.

Ver más
Relacionados
Este reloj es un tamagotchi de la vida real: tiene un organismo vivo que desbloquea funciones si se cuida, pero las deshabilita si muere

Los smartwatch ya son toda una tradición, pantalla, una gran variedad de sensores que permiten recopilar una gran cantidad de …

Cómo y a qué hora ver desde México el cometa C/2022 E3 (ZTF), que pasará cerca de la Tierra después de su última visita hace 50,000 años

El cometa C/2022 E3 (ZTF) se encuentra actualmente en tránsito cerca de la Tierra, pasando a un tercio de la distancia entre nuestro planeta …

‘Halo’ ya no será como antes: adiós a las campañas, solo se enfocarán en el multijugador y cambiarán de motor gráfico, según Bloomberg

La saga de 343 Industries parecía haberse terminado después de los despidos masivos en Microsoft y de la declaración de Pierre Hintze …