¿Regresó el chupacabras? 😱 Hallan una vaca y un caballo mutilados

Ciudad de México.- Como si no fuera suficiente con el coronavirus, volvió el chupacabras: una familia de productores ganaderos de Fortín Olmos, en departamento Vera, en el norte santafesino, denunció que encontró a uno de sus animales vacunos muerto con extrañas mutilaciones y precisos cortes quirúrgicos.

Sin embargo, este fenómeno ocurrió semanas atrás, y hasta ahora los Domínguez hicieron público el caso al trascender que en un campo de Avellaneda, en el departamento General Obligado, apareció un caballo seccionado de la misma forma: con cortes que causan la muerte pero los dejan prácticamente íntegros, y con faltantes de algunas partes, como la lengua en algunos casos, la quijada en otros y las ubres.

Los nuevos casos remitieron a una sucesión de denuncias y filmaciones que se replicaron por millares en agosto de 2018, acaparando entonces la atención nacional.

Por entonces, un productor agrícola de Colonia Duran, un pequeño paraje del centro-norte de Santa Fe, a mitad de distancia entre Vera y Romang, describió en claros términos de ciencia ficción lo que estaba ocurriendo. Norberto Bieri habló de luces que bajaban y volvían a subir, una hacia el Este y otra hacia el Oeste: “Ya mató tres animales acá, en este campo”, enumeró dos años atrás. “Baja y mutila los animales. No lleva ni un hueso”, describió sobre el objeto volador –o los– que en el lugar dijeron haber observado. “A eso de las nueve y media, diez de la noche, baja la luz”, insiste. Y dice que al otro día se encuentran con “la sorpresa del animal mutilado”.

El video que se viralizó entonces certificaba lo que decía el productor: para dar sustento a sus palabras se observa en la filmación una vaca muerta prácticamente completa, salvo en la cabeza: allí un prolijo corte seccionó cuero y tejidos en una elipse, y de ahí en adelante sólo se ven los huesos de la mandíbula, totalmente pelados, mientras el resto de la cabeza permanecía intacto. También le faltaban, en otro corte con precisión, las ubres. “Es como que lo haría con un láser”, arriesga Bieri en su testimonio. “No hay rastros de cuchillos, los animales no tienen sangre y nadie los come, ni un ave carroñera”

Bieri describe que los animales quedan ahí donde fueron muertos. “Quince, veinte días, un mes, y se termina disolviendo todo, pero no los come nadie”, insiste.

Ahora, la familia Domínguez refirió exactamente lo mismo. Ninguno de los depredadores que suelen aprovechar el ganado muerto para alimentarse tocó la vaca muerta.

Con información de elciudadanoweb.com

admin

Un partido revolucionario, si en verdad está empeñado en hacer y dirigir la revolución no puede renunciar al legítimo derecho de ser o formar parte de la vanguardia histórica que en efecto haga y dirija la revolución socialista en nuestro país, es de hipócritas decir que se lucha sin aspirar a tomar el poder y mucho más aún si se pretende desarrollar lucha diciendo que no busca ser vanguardia cuando en los hechos se actúa en esa dirección.

Ver más
Relacionados
Descubrimientos recientes revelan que Titán es menos habitable de lo esperado, arrojando sombras sobre la posibilidad de encontrar vida extraterrestre

Titán, la luna de Saturno, no tiene tanta vida en su océano subterráneo como pensaban los científicos, según un nuevo …

Se afirma que objetos de un tesoro de la Edad de Bronce se fabricaron con material extraterrestre.

Detrás de una simple vitrina (sí, a prueba de balas), un pequeño museo en el sureste de España exhibe el …

Aseguran que en un enigmático pueblo de Nuevo México se esconde una base extraterrestre

A primera vista, la tierra mágica de Nuevo México, especialmente Dulce, un pequeño pueblo de 2.788 habitantes ubicado en el …